domingo, 25 de octubre de 2009

La piel de su voz - Manuel María Torres Rojas

Cuando voz y acento conmueven no es preciso hablar,
bastan la piel y sus silencios.
Cuando acento y voz no estremecen
no existe manera de hablar con quien quisiste y ya no.
Pregúntale a ella, que aún te ama, si prefiere tu piel o tu palabra.
Nosotros dos, de un amigo que ya no es, rehuimos su eco.
No hallo manera de hablar y amar.
Ni de odiar y hablar.
Ni tan siquiera la forma de hablar desde el limbo del desamor,
cuando el amor ha muerto en la palabra.


Tomado de Andalucía-Obama-Amor

2 comentarios:

jose rasero b. dijo...

Amor y palabras, peliaguda cosa!

MA dijo...

Hermoso y profundo poema. La piel de su voz ,pleno se sentimientos en las palabras de amor y desamor encontrados de querer y no querer, el antes del amor y el después del desamor. Encontrándose en la piel de su voz y en las palabras...cuando hay amor hay voz y palabras , cuando no hay amor sobran las palabras y la voz.

Abrazos de MA.